12 tipos de bronce que debe conocer | MachineMFG

12 tipos de bronce que debe conocer

3
(1)

¿Qué es el bronce?

¿Qué es el bronce y de qué está hecho?

El bronce es un tipo de aleación compuesta principalmente por cobre. Es una mezcla de cobre con otros elementos como estaño, aluminio, berilio, silicio, manganeso, cadmio, circonio, titaniomagnesio y hierro.

Todas las aleaciones de cobre, excepto el cobre puro y las series cobre-zinc (latón) y cobre-níquel (cobre blanco) puede clasificarse como bronce.

La adición de otros elementos al cobre del bronce aumenta su resistencia y le confiere propiedades específicas. El bronce tiene una gran resistencia a la compresión, y su gran elasticidad, resistencia al reblandecimiento y resistencia a la corrosión y el desgaste lo convierten en un material útil para diversas aplicaciones. Aunque puede ser difícil de procesar, estas propiedades han dado lugar a una amplia gama de usos para el bronce.

Tipos de bronce

¿Cuántos tipos de bronce existen?

El bronce puede clasificarse en varias categorías en función de sus elementos principales. Entre ellos se encuentran el bronce al estaño (incluido el bronce al estaño-fósforo), el bronce al aluminio, el bronce al berilio, el bronce al silicio, el bronce al manganeso, el bronce al cromo, el bronce al cadmio, el bronce al circonio, el bronce al cromo-circonio, el bronce al titanio, el bronce al magnesio y el bronce al hierro, entre otros.

Bronce al estaño

El tipo de aleación a base de cobre que tiene el estaño como elemento primario se denomina bronce al estaño. El bronce al estaño utilizado en el sector industrial suele contener entre 3% y 14% de estaño.

El estaño-bronce con un contenido de estaño inferior a 5% es ideal para los procesos de trabajo en frío. Por otro lado, el estaño-bronce con un contenido de estaño que oscila entre 5% y 7% es adecuado para el trabajo en caliente. Para aplicaciones de fundición, se prefiere el estaño-bronce con un contenido de estaño superior a 10%.

El bronce al estaño se utiliza ampliamente en diversas industrias, como la construcción naval, la química, la maquinaria y la instrumentación. Se utiliza principalmente para fabricar piezas resistentes al desgaste como cojinetes, casquillos de eje y componentes elásticos como muelles, así como piezas anticorrosión y antimagnéticas.

Bronce de aluminio

El tipo de aleación a base de cobre que tiene el aluminio como elemento principal se conoce como bronce al aluminio. El bronce de aluminio tiene unas propiedades mecánicas superiores a las del latón y el bronce de estaño.

En la práctica, el bronce de aluminio contiene de 5% a 12% de aluminio, con un contenido de aluminio entre 5% y 7% que proporciona la mejor plasticidad, por lo que es ideal para el trabajo en frío. Sin embargo, cuando el contenido de aluminio es superior a 7% a 8%, la resistencia de la aleación aumenta, pero su plasticidad disminuye significativamente. Por lo tanto, se utiliza sobre todo en forma fundida o después de trabajarla en caliente.

En términos de resistencia al desgaste y a la corrosión, el bronce al aluminio supera al latón y al bronce al estaño en condiciones atmosféricas, agua de mar, ácido carbónico del agua de mar y la mayoría de los ácidos orgánicos.

El bronce al aluminio puede utilizarse para fabricar piezas de alta resistencia al desgaste, como engranajes, manguitos de eje y ruedas helicoidales, así como elementos elásticos de alta resistencia a la corrosión.

Bronce al berilio

El tipo de aleación de cobre que tiene el berilio como elemento primario se denomina bronce al berilio. El contenido de berilio en el bronce de berilio suele oscilar entre 1,7% y 2,5%.

El bronce al berilio se caracteriza por su alto límite elástico y límite de fatiga, excelente resistencia al desgaste y a la corrosión, buena conductividad y conductividad térmica, no magnetismo y ausencia de chispas al recibir impactos.

Se utiliza principalmente para la fabricación de resortes críticos en instrumentos de precisión, engranajes de relojes, cojinetes y bujes que funcionan a alta velocidad y alta presión, así como electrodos de soldadura, herramientas a prueba de explosiones, brújulas de navegación y otros componentes vitales.

Bronce al silicio

El tipo de bronce que tiene el silicio como elemento principal se conoce como bronce al silicio. Además de silicio, el bronce al silicio utilizado en el sector industrial también contiene trazas de manganeso, níquel, zinc u otros elementos.

El silicio es una solución sólida limitada en el cobre, con una solubilidad máxima de 5,3% a 852°C, que disminuye a medida que baja la temperatura. Sin embargo, el efecto de endurecimiento por envejecimiento no es significativo y, por lo general, no se realiza ningún tratamiento térmico de refuerzo.

El contenido de silicio del bronce al silicio deformable oscila entre 1% y 4%. Al aumentar el contenido de silicio, puede aparecer una fase frágil que reduce la plasticidad de la aleación.

El bronce al silicio tiene un estrecho rango de temperaturas de cristalización, buena fluidez y propiedades mecánicas superiores a las del bronce al estaño. Puede utilizarse como sustituto del bronce al estaño en la industria de fabricación de maquinaria.

Bronce al manganeso

El bronce al manganeso es un tipo de aleación que tiene el cobre como elemento base y el manganeso como principal elemento de aleación. Las principales calidades de bronce al manganeso son QMn1,5 (Cu-1,5Mn) y QMn5 (Cu-5Mn), entre otras.

Bronce cromado

El bronce al cromo es un tipo de aleación de cobre que contiene de 0,4% a 1,1% de cromo. El bronce al cromo puede reforzarse mediante tratamientos de enfriamiento rápido, envejecimiento o enfriamiento rápido y envejecimiento por deformación en frío.

A la temperatura eutéctica de 1072°C, la solubilidad máxima del cromo en el cobre es de 0,65%. A medida que disminuye la temperatura, la solubilidad sólida del cromo disminuye rápidamente, y las partículas de cromo se precipitan tras los tratamientos de disolución sólida y envejecimiento.

La adición de cromo mejora significativamente la temperatura de recristalización y la resistencia térmica de la aleación, pero disminuye ligeramente la conductividad del cobre. La conductividad de la varilla de bronce al cromo tratada en solución es de 45% IACS, que aumenta a 80% IACS tras el tratamiento de envejecimiento. La temperatura de reblandecimiento del bronce al cromo envejecido es de 400°C, el doble que la del cobre trabajado en frío.

Esta aleación puede utilizarse tanto en estado de fundición como de deformación. Cuando se añaden aluminio y magnesio como elementos de aleación del bronce al cromo, en la superficie de la aleación Cu-Cr se forma una fina y densa película de óxido que se une firmemente con el metal base, mejorando la resistencia a la oxidación a alta temperatura y la resistencia al calor de la aleación. El contenido de aluminio y magnesio en la aleación no suele ser superior a 0,3%.

Bronce al cadmio

El bronce al cadmio es un tipo especial de bronce que tiene el cadmio como principal elemento de aleación y, a veces, se le añade cromo de 0,35% a 0,65%. El cadmio y el cobre forman una solución sólida a altas temperaturas, pero la solubilidad sólida disminuye rápidamente a medida que baja la temperatura.

El bajo contenido de cadmio provoca un débil efecto de refuerzo de las partículas de la fase precipitada y, por tanto, la aleación no puede endurecerse por envejecimiento mediante tratamiento térmico y sólo puede reforzarse mediante deformación en frío.

El bronce al cadmio tiene una alta conductividad y conductividad térmica, buena resistencia al desgaste, rendimiento de reducción del desgaste y resistencia a la corrosión, así como un buen rendimiento de procesamiento. Se utiliza ampliamente en la fabricación de piezas conductoras, resistentes al calor y al desgaste para dispositivos eléctricos.

Es importante tener en cuenta que la materia volátil del cadmio es tóxica, por lo que el material debe prepararse mediante métodos de fusión prestando atención a las medidas de seguridad durante el proceso de fusión. La calidad nacional del bronce al cadmio es QCd1. Está disponible en forma de placas, tiras, varillas y alambre.

Sus principales aplicaciones incluyen conmutadores de motor, elementos de conmutación, contactos de resorte, cavidades de guía de ondas, líneas de transmisión de alta resistencia, juntas y electrodos de soldadura de contacto y rodillos, entre otros.

Bronce de circonio

El bronce al circonio es un tipo especial de bronce que tiene el circonio como principal elemento de aleación y, a veces, se le añade una pequeña cantidad de circonio para mejorar su resistencia. Los grados más comunes de bronce al circonio son QZr0,2 y QZr0,4.

Tiene buena resistencia térmica y a la fluencia, y conserva buena plasticidad y conductividad a altas temperaturas. El bronce de circonio se produce mediante el método de fusión.

Se utiliza principalmente como soldadura por resistencia piezas y materiales de electrodos de alta resistencia. El uso del bronce al circonio está cada vez más extendido en la industria siderúrgica debido a su alta conductividad, conductividad térmica y facilidad de procesamiento.

Bronce al cromo circonio

El bronce al cromo-circonio es una aleación que posee una gran resistencia, dureza, conductividad eléctrica y conductividad térmica, así como una buena resistencia al desgaste. Tras el tratamiento de envejecimiento, su dureza, resistencia, conductividad eléctrica y conductividad térmica mejoran notablemente, lo que facilita su soldadura.

Se utiliza ampliamente en aplicaciones como conmutadores de motor, máquinas de soldadura por puntos, soldadura de juntas máquinas, electrodos para máquinas de soldadura a tope y otros componentes que requieren resistencia, dureza, conductividad y conductividad a altas temperaturas.

Como electrodo de chispa eléctrica, el bronce al cromo-circonio puede producir una superficie de espejo ideal con un buen rendimiento en vertical. Puede lograr efectos difíciles de conseguir con cobre rojo puro, como el desconchado, y es adecuado para materiales difíciles de mecanizar como acero al tungsteno.

Las calidades del bronce al cromo-circonio son C18150, C18200, C15000 y C15100.

Bronce al titanio

El bronce al titanio es una aleación de cobre cuyo principal elemento de aleación es el titanio. Se trata de un nuevo tipo de material elástico que presenta una buena trabajabilidad, tanto en frío como en caliente. Mediante el tratamiento térmico, las propiedades del bronce de titanio pueden mejorarse y reforzarse considerablemente. Por ejemplo, su resistencia a la tracción puede aumentar de 686 MPa a 1009 MPa.

El bronce de titanio se utiliza en la fabricación de elementos elásticos de alta resistencia, alta elasticidad y alta resistencia al desgaste, interruptores eléctricos, elementos elásticos de relés, cajas de membrana, diafragmas, engranajes, cojinetes, almohadillas de cojinetes y manguitos de cojinetes, entre otras aplicaciones.

Bronce al magnesio

El bronce de magnesio es un tipo de aleación de cobre y magnesio. La calidad nacional del bronce al magnesio es QMg0,8. Es una aleación binaria de cobre y magnesio y se utiliza habitualmente como material conductor, por ejemplo en cables, y puede sustituir al bronce al cadmio en muchas aplicaciones.

El bronce al magnesio se suministra principalmente en forma de alambre y se utiliza sobre todo para fabricar componentes conductores como cables y antenas de aviones.

Bronce de hierro

El bronce de hierro es un tipo de bronce que tiene el hierro como elemento principal. Las aleaciones de cobre y hierro, también conocidas como bronce de hierro, están representadas por la aleación C19400 en América.

Mediante el tratamiento térmico, la precipitación del hierro en la aleación mejora su fuerza y resistencia al calor. La resistencia a la tracción en su estado endurecido puede alcanzar 415-485 MPa, y su conductividad puede llegar a 60% IACS.

El bronce de hierro se utiliza ampliamente como material de armazón de plomo para circuitos integrados y está incluido en la norma ASTM B465-85 en Estados Unidos. Esta norma también incluye las aleaciones C19200, C19500 y C19600, que tienen contenidos de hierro de 0,8% a 12%, 10% a 20% y 9% a 12% respectivamente, y contenidos de fósforo de 0,01% a 0,04%, 0,01% a 0,35% y 0,25% a 0,35% respectivamente.

En China, el equivalente a la aleación C19400 es el bronce de hierro QFe2,5-0,1.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 3 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio